Bibliofilia

Sobre las otredades, la justicia y «La risa de la medusa» de Hélène Cixous

La risa de la medusa de Hélène Cixous es uno de esos libros que suelo revisitar cada vez que el mundo parece estar cayéndose en cantos. La forma poética en la que las palabras van planteando otras posibilidades de existencia, otras maneras de concebirnos en y relacionarnos con este mundo es una experiencia que me ha ayudado a cuestionar(me), deconstruir(me) y reconstruir(me). Gracias a una colección de textos que rompen los límites de los géneros literarios, Cixous escribe sobre la escritura, le cuerpe, la(s) otredad(es), las jerarquías, entre otros temas. Es de esos libros que puedo leer una y otra vez y siempre le encuentro algo, me identifico en él, me encuentro entre sus líneas, me siento segura. Si te interesan las teorías feministas, la escritura desde le cuerpe o, simplemente, un texto en el que otro mundo, más justo, se plantea posible La risa de la medusa es perfecto para tu lista de lecturas.

Para esta tercera Serie Bibliofílica, decidí tomar una sección del texto general. La primera frase no hace parte de esta, sino que se encuentra en la sección previa. Así, “El asesinato del otro” se convierte en el asunto principal de esta serie. Por su puesto, esta sección no se desvincula del resto del texto y, considero, que guarda gran relación con la totalidad de la obra. Cixous se pregunta aquí por su lugar en La Historia y concluye que se encuentra en su contexto por una serie de accidentes de la historia. Se contextualiza, de esta manera, como un cuerpo femenino en la Argelia colonial. Reconoce también su ascendencia transnacional, cómo sus antepasados vivieron en otras tierras, reconoce su identidad judía y comienza a fragmentarse en diversas subjetividades que la habitan. De esta forma, se reconoce como una otra, como parte del grupo de ofendidxs, de colonizadxs.

Cixous parte de su experiencia personal para tratar el tema de la construcción de la otredad en contextos colonizados, en contextos en los que existen unas jerarquías de las que lx <<otrx>> existe para ser dominadx, subyugadx, explotadx. En esta primera frase apreciamos que la otredad existe para sostener el poder que tiene el “yo”. Para que exista la jerarquía, entonces, se necesita de un grupo marginable, explotable, silenciable y de un grupo que oprime, violenta, cosifica, explota. En el caso colonial, el Imperio (Francia) es este último grupo mientras que la colonia (Argelia) es la explotada. Sin embargo, no solo en contextos coloniales (Puerto Rico, por ejemplo) se manifiestan las jerarquías. Nuestras realidades están repletas de relaciones jerárquicas: el patriarcado, el racismo, la heteronormatividad, el logocentrismo, las clases sociales, entre otras. En la historia de eso que se le llama “Occidente”, la historia eurocentrista que nos cuentan cuando chiquitxs, está llena de opresiones constantes que han sido perpetuadas por la negación de la diferencia, por la necesidad de algunxs cuerpxs de perpetuarse en el poder. Nos persigue, hasta hoy en día, la pregunta de qué es el ser humano y nos cuesta bregar con la diversidad, se nos hace difícil pensar en humanidades, en seres humanxs que habitan el mundo de formas diferentes.

Sin embargo, Cixous no nos quiere desalentar con la realidad descabellada en la que hemos estado habitando por tantos siglos (aunque sí quiere movernos y debemos sentirnos desalentades, enojades, con ganas de justicia). Para ella, existen otras posibilidades y descubre un sitio, que ella explora con genialidad, que no está obligado a esas jerarquías (aunque la influyen innegablemente y la contextualizan): la escritura. La escritura, tema principal en todo el texto, es ese espacio que la autora reconoce como un espacio de justicia y libertad, un espacio de amor. A través de la escritura se puede ser unx otrx, se puede concebir otra forma de habitar en el universo y se pueden crear otras visiones de mundo. Soñar, inventar, escribir se convierten en la posibilidad de reconstruir nuestra realidad desde la libertad. No obstante, hay que tener cuidado con la expresión que utiliza: dice Cixous que la escritura no está obligada a reproducir el sistema, pero lo puede estar y, en muchos casos, la literatura (incluyo también las ciencias, las noticias, las redes sociales, las artes, los medios audiovisuales, entre otros discursos) perpetua discursos hegemónicos. Es por eso que la lectura y actitud crítica es importante en todo momento.

Cixous introduce el tema de la escritura porque está buscándose en la Historia. Está buscando una figura en la que se encuentre. Así, lee libros sobre guerra y se ubica en textos clásicos como la Iliada y la Eneida. Se busca en sus líneas, pero no se identifica con ninguna figura. Especialmente, cuando enfatiza en su(s) subjetividad(es) femenina(s) y no encuentra mujeres en las que pueda depositarse. Así, se reconoce un poco en el apasionado Aquiles por su forma de incomodar al poder y por su capacidad de amar. Para Cixous el amor es fundamental para cualquiera otra posibilidad de existir. No se puede ser sin amar la otredad. Aquí es donde esta frase adquiere relevancia. Hasta hoy en día nos han enseñado a tener cuidado, detestar, odiar, a las mujeres que están a nuestro alrededor. Nos han enseñado a competir la una con la otra cuando deberíamos estar uniéndonos para dar esa batalla por el amor hacia nosotras mismas. Cada vez que escucho o leo que el feminismo solo es machismo a la inversa, mi primera reacción es reírme porque el machismo es una ideología que parte del odio y la discriminación. El feminismo viene del amor, del respeto, del entendimiento que existen otrxs y que las diferencias nos unen, no nos separan.

Para finalizar esta sección, Cixous propone la búsqueda a un espacio que esté basado en ese Amor, el que no justifica la muerte, el que es libre de ser en la diversidad. No hay mucho que pueda decir de estas magníficas palabras: hay que correr el riesgo de lx otrx, darse la oportunidad de descubrirle y descubrirnos en esx otrx. Reconozcámonos, respetémonos, amémonos… construyamos un mundo en el que haya espacio para nuestras diversidades personales y las diversidades de la humanidad.

Hasta aquí la tercera Serie Bibliofílica. Espero puedan disfrutar de La risa de la medusa pronto. Nos estamos leyendo.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.